Perro robótico patrulla las antiguas calles de Pompeya en intento por preservar sus ruinas

El perro robótico ha sido empleado por el parque para recorrer las ruinas e identificar los problemas de seguridad y estructurales, incluidos los túneles excavados por los ladrones de reliquias.

11

El Parque Arqueológico de Pompeya (sur de Italia), la ciudad sepultada por la erupción del Vesubio en el año 79, se ha dotado de «Spot», un pequeño robot cuadrúpedo capaz de inspeccionar lugares, incluso pequeños, registrando datos útiles para el estudio, además de ayudar a descubrir los túneles clandestinos que utilizan los ladrones.

El objetivo es «utilizar soluciones tecnológicas innovadoras» para «mejorar el seguimiento de lo existente y el conocimiento del avance de las obras de las zonas objeto de recuperación o restauración y por tanto gestionar la seguridad de la obra, así como de los trabajadores», explicó la dirección de esta área arqueológica.

Descubrir los túneles clandestinos de ladrones

El robot, fabricado por la empresa estadounidense Boston Dynamics, y que se asemeja a un pequeño perro, se introduce con agilidad en los recovecos de los restos de la ciudad, incluso en la oscuridad gracias a potentes focos, y, además de recoger nuevos datos, también puede ser utilizado para descubrir los túneles clandestinos que siguen realizando los ladrones para robar material arqueológico.

Junto con «Spot», Pompeya también se ha dotado de un dron con el primer láser capaz de escanear en 3D, lo que facilita la labor de los arqueólogos, indicó en un comunicado.

El director de Pompeya, Gabriel Zuchtriegel, destacó que «los avances tecnológicos en el mundo de la robótica, la inteligencia artificial y los llamados sistemas autónomos han producido soluciones e innovaciones más fácilmente asociadas al mundo industrial y manufacturero, que hasta ahora no habían encontrado aplicación dentro de los sitios arqueológicos debido a la heterogeneidad de las condiciones ambientales».

Sin embargo, «gracias a la colaboración con empresas de alta tecnología y tras estos exitosos experimentos, podemos probar el uso de estos robots en los túneles subterráneos de las excavaciones clandestinas que estamos detectando en los alrededores de Pompeya», añadió.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.