Generación Z: Los riesgos de una lengua empobrecida

El diccionario de los nacidos en los 2000 luce acotado y se nutre de nuevas palabras salidas de las redes y creadas por influencers. A diferencia de lo que se cree, son buenos lectores pero están lejos de los grandes textos. Consecuencias de un fenómeno que ya se consolidó en el mundo.

80

Amigo, ahre, nashe, cringe, ndeah, son algunas de las palabras que más frecuentan los jóvenes. Es indiscutible que la Generación Z, es decir aquellos que nacieron a partir de los 2000, tienen su propia manera de comunicarse, pero ¿cuáles son las causas y consecuencias de un vocabulario que luce acotado y empobrecido?

Las respuestas recogidas por el Diario Río Negro resultaron sencillas: “Empezás a usar las palabras por las redes sociales o escuchas a una persona que está en tendencia hablar así y se te pega”. Nashe, es una de las palabras que más dificultades tiene para ser entendida ya que fue inventada por el youtuber Coscu y refiere a algo muy bueno, importante o impactante. Perro, amiga/o y boludo/a, son tres palabras diferentes pero que extrañamente se utilizan cómo sinónimo. “Con la mayoría de las personas de mi edad, nos conozcamos o no, hablamos así”, aseguró Mora.

Estas palabras son incorporadas fácilmente y su uso es de las principales características de esta generación. Lucas, comentó que “hablo así con mis amigos, pero también con mi familia, ya están acostumbrados”. A veces incluso, los padres quieren comprender a qué refieren estas nuevas palabras y “lo tienen que buscar en internet porque no entienden”, afirmó Victoria. Ella, Mora y Lucas, coincidieron que “somos la generación de las redes sociales y nos influye 100%”. “Han incluso superado los libros y ahora nos nutrimos de internet”, se sinceraron.

Marité Corbera es Profesora de Literatura, investigadora, mediadora de lectura y asesora literaria. Actualmente trabaja en su Laboratorio Poético. Manifestó que existe un empobrecimiento general del lenguaje ya que “de todos los vocablos que tiene nuestro idioma usamos solo el 8%”.

La asesora literaria comentó que, si bien mucha gente atribuye el empobrecimiento del lenguaje a las redes sociales y al gran tiempo que pasan los jóvenes con el celular, no es el único factor. “Los chicos leen, muchísimo, todo el tiempo, el problema es la calidad de la lectura”, afirmó Corbera, y manifestó que no sería un gran problema si también coexistiera con otros tipos de lecturas, como los libros.

Influencers y plataformas.
Las causas del empobrecimiento del lenguaje también varían según los estratos sociales, “no es lo mismo un grupo social donde existen dificultades económicas, a un grupo que no tiene ese tipo de problemas, pero aun así llega a todos los sectores”, aseguró Corbera.

Otra de las causas que afectaron el lenguaje fue el consumo televisivo donde “hay un mínimo uso del lenguaje y una degradación”, mencionó la investigadora. Muchas veces, los medios de comunicación tratan de sintetizar la información y simplificar, pero “se usan muchas palabras de acceso común y nunca palabras en desuso, y eso sería una manera de mejorar y enriquecer el lenguaje”, afianzó Corbera.

La desinformación o el poco cuidado de la elección de palabras por parte de personas influyentes en los medios y redes sociales, resulta ser “un arma muy poderosa”. “La palabra disfraza la verdad, pero también disfraza la mentira”, proclamó. Por esto, las causas del empobrecimiento del lenguaje son económicas, políticas y sociales. El lenguaje se va haciendo cotidianamente, “si usamos solo 50 palabras que todos entendemos, todo se vuelve muy pobre”, comentó la investigadora.

Dato

23,7%de la población mundial se estima que forma parte de la Generación Z, que distingue a los nacidos a fines de 1990 y principios de 2000.

Pensamiento empobrecido
Las consecuencias de la merma del vocabulario afectarían en forma exponencial a los seres humanos, “si se empobrece el lenguaje, se empobrece el pensamiento y somos sujetos de caer en las trampas de otros más avivados, por eso es político”, adicionó la profesora de literatura.

“Siempre se le atribuye a la juventud lo que está pasando”, aseveró Corbera, haciendo referencia a los dichos cómo “la juventud de hoy en día no sirve para nada” o “los jóvenes hablan cada vez peor”, pero la investigadora aseguró que “el lenguaje es algo muy dinámico, las palabras nacen, crecen, se reproducen y mueren”. “Nosotros hoy hablamos un latín evolucionado, nunca permanece igual el lenguaje”, añadió.

¿Cómo imaginamos entonces un futuro a partir del empobrecimiento del lenguaje? Para Corbera, “la palabra va a seguir evolucionando y funcionando”, y si existe la posibilidad de una reflexión un tanto ficcionaria, podríamos decir que “en algún momento la raza humana se comunicaría sin la oralización del lenguaje, pero aun así necesitaríamos palabras, muchas y variadas, que nos permitan un pensamiento flexible”, presagió Corbera.

Por el momento, es de suma importancia que “los docentes seamos capaces de estimular, y desde los ministerios o secretarías, hacer difusión de actividades”, comentó la profesora. “Creo que la lectura nos va ayudando a mejorar, a poder tener más vocablos a disposición y saber más significados de palabras para poder pensar más”, agregó Corbera, confirmando la importancia que existe en tener un pensamiento crítico y una buena capacidad de expresión y comunicación.

Las redes sociales siguen siendo el punto de encuentro

El libro de “Adolescentes, participación y ciudadanía digital” (2021) de Roxana Morduchowicz, doctora en Comunicación, señala que en Argentina el 40% de los jóvenes de 13 a 17 años está las 24 horas del día conectado a Internet y el 98% tiene perfil en alguna red social.
Al preguntarle a los adolescentes cuales son las redes sociales más usadas aseguraron que “hace un par de años, Snapchat era la principal”. Esta aplicación es para intercambiar mensajes con contenido multimedia, pero abruptamente cayó en desuso y fue reemplazada. Hoy la red social que lidera el ranking de descarga y tiempo de conexión es Instagram, cuyo propósito en su origen fue la publicación de fotos, pero terminó de hacerse masiva cuando también incorporó la función para mensajería instantánea.
TikTok se lleva el segundo puesto. La red social para publicar videos cortos es una de las más utilizadas. Algunos eligen subir videos y otros simplemente ser espectadores, pero sin dudas “es una red social muy adictiva”, comentaron.
Los jóvenes afirmaron que el principal uso de las redes sociales es como medio de comunicación, sin embargo, afirmaron que muchos de ellos ven videos, en TikTok y Youtube.
Los “Youtubers” son muy populares entre los jóvenes de la generación Z, y de allí salen muchas de las palabras que hoy utilizan y resultan extrañas para otras personas. Los más conocidos son Coscu, Ibai y arti Benza y Luli Gonzalez.
Twitter es de las usadas regularmente y la principal fuente de información para esta generación, además de ser una de las pioneras en la difusión de memes, el tipo de mensaje más difundido para expresarse con humor o burla sobre alguna situación o tema.
Por último, Facebook. Esta última es de las más usadas por otras generaciones, indirectamente proporcional al uso que le da la generación Z. Aseguraron que es una red social para adultos y que “no tiene contenido muy interesante”.

 

rionegro.com.ar

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.