Por primera vez, cirujanos argentinos usaron cirugía robótica para tratar un cáncer de pulmón

Luego de meses de entrenamiento y certificación en el exterior, un grupo local llevó a cabo en forma exitosa la resección de un tumor pulmonar en una paciente fumadora.

8

El sábado 29 de octubre en el Hospital de Clínicas se realizó la primera cirugía robótica por cáncer de pulmón con el autómata Da Vinci. La intervención quirúrgica fue realizada por un equipo de profesionales liderado por los doctores Joaquín García-Morato (M.N. 60.400) y Alejandro Damonte (M.N. 135.178).

De acuerdo con datos del Instituto Nacional del Cáncer (INC) la incidencia de cáncer de pulmón, en la Argentina, es de aproximadamente 11.244 nuevos casos por año (9,8%), ocupando el tercer lugar en ambos sexos.

Aproximadamente el 85% de los cánceres de pulmón ocurre en fumadores o ex fumadores, en tanto que la polución ambiental daría cuenta de un 10 a 15% de los enfermos.

Actualmente, el procedimiento de cirugía de resección pulmonar más utilizado es la lobectomía pulmonar (extirpación del lóbulo pulmonar en el que se encuentra el tumor) aunque también se utiliza una neumonectomía (exéresis de pulmón), pero son invasivas, pueden provocar complicaciones y conllevan una lenta recuperación.

“En este caso se realizó la primera lobectomía robótica pulmonar en el país. Se hizo mediante la plataforma Robótica DaVinci Xi, la más moderna a nivel internacional”, remarca García-Morato.

La cirugía robótica es la clave al operar el cáncer de pulmón

La cirugía robótica es la evolución de la cirugía por video, que permite realizar intervenciones complejas por pequeñas incisiones. El cirujano realiza la operación desde una consola apartada del paciente y los brazos del robot reproducen sus movimientos en forma precisa, dentro del tórax del paciente. El instrumental robótico es de 8 mm y tiene una capacidad de movimiento superior a la mano humana.

Actualmente, el Da Vinci es la técnica más sofisticada y avanzada del mundo en cirugía mínimamente invasiva disponible, se caracteriza por aportar mayor precisión y seguridad a las cirugías, así como por optimizar el tiempo quirúrgico.

Al maniobrar con instrumentos miniaturizados, los cirujanos pueden llegar con mayor facilidad –a través de pequeñas incisiones– hasta puntos anatómicos del cuerpo humano que son de difícil acceso y de visión limitada. Por ejemplo, cavidades como el tórax, el abdomen, la pelvis o, incluso, el fondo de la boca.

La cirugía robótica permite movimientos más precisos y finos en espacios reducidos. (Gentileza Dr. Joaquín García-Morato)

Con el paso de los años, la cirugía robótica amplió su uso a distintas especialidades y subespecialidades médicas, principalmente:

  • Urología adulto e infantil.
  • Coloproctología.
  • Ginecología.
  • Cuello, cabeza y otorrino.
  • Cirugía Digestiva.
  • Traumatología.

Los comentarios están cerrados.