¿Por qué empezó la guerra entre Rusia y Ucrania?

Las claves para entender el ataque del ejército ruso sobre los ucranianos a través de mapas que muestran el despliegue de las tropas y los bombardeos sobre diversos objetivos estratégicos.

22

El jueves a la madrugada, Rusia inició la invasión a Ucrania al enviar tropas y tanques desde múltiples direcciones y al bombardear diversas ciudades y bases militares.

Pero para entender cuál es el origen del conflicto entre ambos países, hay que remontarse a 1991, cuando se disolvió a URSS y se formaron 15 nuevas repúblicas. Entre estas recientes naciones estaba Ucrania, que en parte de su territorio cuenta con población afín a los ideales de occidente y buscan un acercamiento al resto de Europa, mientras que otra parte de la ciudadanía mantiene fuertes lazos con Rusia.

Mientras el ejército ruso se desplegaba sobre el territorio ucraniano, Vladimir Putin restó importancia a las condenas internacionales y a las posibles sanciones económicas, y amenazó con «consecuencias que nunca han visto» a cualquier otro país que intente interferir en el actual conflicto bélico

¿Cómo comenzó el ataque?

El ejército ruso informó en un comunicado que “la geografía de los ataques es la siguiente: Ivano-Frankivsk, Jmelnitsky, Chernígov, Járkov, Kiev, Odesa, Nikolaev, Jerson, Kramatorsk y a lo largo de la línea de separación de fuerzas” en el Donbás.

De esos objetivos rusos, el único que se encuentra en el Donbás es la ciudad de Kramatorsk, considerada la base militar ucraniana en la región de Donetsk. Además, Odessa es la base más importante de la flota ucraniana del mar Negro y Jerson es la región limítrofe con la península ucraniana de Crimea.

En cuanto a los ataques: las Fuerzas Armadas rusas comenzaron a bombardear masivamente ciudades, principalmente infraestructura militar, aeropuertos y aeródromos”, subrayó el comunicado del ejército ruso. Y añadió que hubo “pequeñas ofensivas enemigas” en las regiones de Járkov, Chernihiv y Volyn, pero “fueron repelidas”.

Una disputa despareja

El ejército ucraniano cuenta con 250.000 hombres, a lo que hay que sumar otros cientos de miles de reservistas, agrupaciones de voluntarios y paramilitares, y los miembros de las unidades de defensa territorial.

En 2014, cuando estalló la guerra en el Donbás, Ucrania contaba con 140.000 soldados y solo unos cuantos miles de reservistas.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.