Alerta en Miami por la «lluvia» de iguanas que cae sobre la cabeza de los vecinos

Los músculos no les responden y se caen de los árboles donde duermen, lo que popularmente se conoce como lluvia de iguanas. Varios servicios meteorológicos han advertido este sábado de la posible lluvia de iguanas, sobre todo el domingo, que va a ser el día más frío de esta ola polar.

82

La Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida (FWC, por su sigla en inglés) advirtió este sábado que durante esta noche las iguanas verdes no nativas podrían caer de los árboles “aturdidas” debido a una bajada de la temperatura de hasta 30 grados Fahrenheit (entre 1 y 4 grados Celsius), algo inusual en el “estado del sol”.

Desde la entidad federal emitieron un comunicado: “Cuando las temperaturas en el sur de Florida se acercan a la congelación, las iguanas verdes no nativas pueden aturdirse y caer de los árboles, entrando en un estado de inactividad física donde su control muscular se apaga temporalmente”.

Igualmente, FWC advierte en sus redes sociales a la población que no lleve a sus viviendas y automóviles iguanas verdes salvajes, ya que “pueden recuperarse rápidamente con temperaturas cálidas y usar sus largas colas y dientes afilados y garras cuando se defienden”.

Estos reptiles de especies foráneas que se han convertido en una plaga en el llamado “estado del sol” quedan paralizados cuando el termómetro marca menos de 40 grados Fahrenheit (4,4 grados Celsius).

Los músculos no les responden y se caen de los árboles donde duermen, lo que popularmente se conoce como lluvia de iguanas. Varios servicios meteorológicos han advertido este sábado de la posible lluvia de iguanas, sobre todo el domingo, que va a ser el día más frío de esta ola polar.

Brian Shields, meteorólogo del canal WFTV en Orlando, ofrece consejos hoy en Twitter en una sección titulada “Caída de iguanas ¿y qué hacer?”. Las iguanas verdes son nativas de América del Sur, América Central y el Caribe, y llegaron a Florida a través del comercio de mascotas. Fueron reportadas por primera vez en el estado en la década de 1960, según FWC.

Las bajas temperaturas que se registran hoy en el sur de Florida van acompañadas de un fuerte viento que ha obligado a suspender varios vuelos en el aeropuerto de Miami.

Fuente: El País

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.