Italia prohíbe el uso de celulares en clase para “proteger el aprendizaje” y evitar “faltar el respeto a los maestros”

Según la circular, un estudio demuestra que la concentración y memoria de los jóvenes puede ser afectada por el uso del celular.

4

El ministro de Educación de Italia, Giuseppe Valditara, envió este martes una circular a todos los colegios e institutos del país sobre la prohibición del uso del celular y los diferentes dispositivos electrónicos en las aulas de clase ya que lo considera una “falta de respeto hacia los maestros”.

De acuerdo con el comunicado, enviado por Valditara, los teléfonos móviles durante las clases pueden llegar a ser elementos de “distracción propio y ajeno y de falta de respeto a los docentes”.

“El interés de los estudiantes y alumnas, que debemos proteger, es permanecer en el aula para aprender. Estar distraído con el celular no permite seguir provechosamente las lecciones y es además una falta de respeto a la figura del docente, a quien es prioritario restituir la autoridad. El interés común que pretendo perseguir es el de una escuela seria, que vuelva a poner en el centro el aprendizaje y el compromiso”, expresó el ministro de Educación de Italia.

Según la circular, un estudio demuestra que la concentración, memoria y el espíritu de los jóvenes se puede ver afectado por el uso descuidado de los dispositivos móviles.

Valditara explicó que el propósito de la circular no es imponer sanciones disciplinarias, sino que “nos estamos refiriendo a un sentido de responsabilidad. Invitamos también a los centros educativos a velar por el cumplimiento de la normativa vigente y a promover, en su caso, refuerzos normativos más estrictos y pactos de corresponsabilidad educativa, para prevenir eficazmente el uso indebido de estos dispositivos”.

No obstante, el ministro italiano destacó que el uso del celular se puede dar siempre y cuando el estudiante cuente con el permiso y la autorización del docente para hacer uso de este durante las clases.

Pese al escrito, no se especifica en ningún momento que los alumnos tengan que entregar sus teléfonos móviles antes de ingresar al salón, como tampoco se aclara si los docentes tienen permitido requisar a los jóvenes al inicio de las clases.

Los comentarios están cerrados.