El colibrí: ¿Un mensajero «del más allá»?

El colibrí no es solo una de las aves más bellas que existen en el mundo, sino que también representa un animal que actúa entre los mundos terrenal y espiritual.

72

Varias son las aves que nos rodean, pero pocas son las que tienen un significado tan especial en cuanto a la conexión con las almas de aquellos que partieron a otra dimensión. Los colibríes son aves muy bellas y místicas en el mundo animal y posee un significado muy importante, con un plano que no llegamos a ver, pero muchas veces sentimos. Cuándo se recibe la visita de un colibrí, también conocido como Picaflor, en el jardín de la casa, terraza o cualquier otro lugar que sea parte de un hogar, significa que las almas de los seres que fallecieron y que se sigue pensando en ellas, han decidido ir a visitar a aquel ser querido que continúa angustiado. Al llegar ese movedizo y bello pajarito en una situación así, significa que quien falleció avisa que se encuentra bien.

La visita de las almas

La creencia de que las bellas aves son almas está basada en una leyenda guaraní que involucra al colibrí como un mensajero entre los dos planos. Claro está que el mensaje será recibido por quienes crean que la muerte física no representa el final de la vida de un ser, sino que solo representa la separación del cuerpo mientras que el alma continúa transitando y «viviendo».

La leyenda narra que el alma de una persona al morir se posiciona en una flor, a la espera de un bello ser animal mágico que la encuentre. En este caso se trata del colibrí, que en lengua guaraní es llamado «mainimbú», que es el encargado de recolectar las almas posicionadas en la fauna para después trasladarlas al paraíso. No es la única creencia sobre la conexión de los colibríes con las almas.

También se supone que estas pequeñas aves provienen de un mundo de hadas o que en realidad se trata de un ser divino con habilidades mágicas. Por eso se cree que aquellas personas que cuentan con la visita de un colibrí deberían alegrarse, ya que se trata de un ser que partió y decide transmitir que se encuentra bien y dar tranquilidad al alma en pena del ser querido.

Hábitat del colibrí en la naturaleza

El colibrí habita en casi toda América, pero especialmente se encuentra en zonas tropicales. Existen varias especies, entre ellos los sunsún de Cuba que no alcanza los cinco centímetros de longitud y es destacable, ya que es el pájaro más chico del mundo. En el caso de los nidos, sus hogares son pequeños como ellos, y poseen un tamaño similar al de una nuez. Los colibríes tienen una característica especial, que es que sus alas vibran a una velocidad increíble y se hace imposible distinguirlas.

Otra característica que lo hace único es que puede quedar como suspendido en el aire, a la hora de volar y «comer» o tomar agua en los conocidos bebederos. El colibrí parece estar levitando, lo que se lo compara con las almas (y también con los helicópteros).

Un ser y el poder

El colibrí es uno de los pocos animales que posee muchas virtudes y cumple un papel importante en el campo espiritual. Según la creencia de muchísimas personas en todo el continente, es a lo que se encuentra relacionado la única ave que puede volar hacia atrás. Lo peculiar del colibrí es que siempre se encuentra relacionado con el alma, lo espiritual.

En el chamanismo, esa pequeña ave es un animal de poder, animal espiritual o tótem animal; es un guía espiritual que nos acompaña a lo largo de toda nuestra vida. En este caso, se cree que estas especies aprendieron algo distinto a lo largo de su evolución, y esa es la enseñanza que nos traen, según cuál sea nuestra necesidad de aprendizaje. El colibrí no es sólo una de las aves más bellas que existen, sino que también es un ser espiritual con mucha fuerza y que tiene mucho por enseñarnos.

La parte mística del picaflor

Entre los significados místicos y espirituales del colibrí está la reencarnación, ya que es capaz de bajar sus constantes vitales para poder sobrevivir. Al día siguiente de ese paso, vuelve a recobrar toda su energía y vitalidad, lo que nos enseña que debemos vivir al máximo siempre, como si cada día fuera el último. Otra de las creencias es que este es capaz de llevar de un lado al otro los pensamientos de los seres humanos, no solo de los vivos, sino también de los muertos. Los mesoamericanos creían que las aves eran las llaves de las almas del paraíso para poder volver por unos segundo a la Tierra y emitir mensajes a sus allegados.

Como se puede ver, varias son las creencias de la posición mística de los colibríes en la Tierra, y todas ellas se relacionan a las almas, ya sea de terceros que no se encuentran, o de uno mismo para poder encontrar el camino en este paso. En esta línea, cabe destacar que los Aztecas o Mexicas, reconocían a estas aves como aguerridos y valientes guerreros, y esto se debía a que, pese su diminuta talla, poseen habilidades inigualables en comparación a otras aves, además de saber a qué rumbo se deben dirigir para encontrar su objetivo, o mismo modificar su forma de vida para adecuarse a las condiciones del entorno natural.

Por estas razones, es que el colibrí a pesar de pasar desapercibido, se convirtió en el símbolo del dios Huitzilopochtli (Colibrí zurdo del sur) deidad del sol y la guerra, que guió a los venidos de Aztlán al lugar donde se fundó Tenochtitlán.

El poder que aporta la pequeña ave

Más allá de su conexión con las almas y el mundo espiritual, entre las cosas que nos aporta el colibrí como animal de poder, se destacan varias virtudes, y por ello es que también se lo posiciona como un tótem o guía espiritual para muchas personas que logran conectar con la naturaleza por medio de estos bellos pajaritos.

  • Vitalidad y alegría: Se dice que cuando un colibrí se cruza en tu vida, esta se llena de amor, de vitalidad y energía. Por lo tanto, si estás pasando por una mala época y tenés al colibrí como tótem animal, ten por seguro que la alegría volverá a ti.
  • Buenos presagios: La aparición de un colibrí en nuestra vida es un presagio positivo, ya que si hay algo que deseemos fervientemente, esa pequeña ave nos lo proporcionará. Por este motivo, puedes pedir ayuda al colibrí para que tus deseos se cumplan.
  • Adaptación: También llamado picaflor, como animal de poder te enseña a adaptarte a las situaciones que te rodean, por muy indefenso o pequeño que te sientas ante ellas. En este sentido, el colibrí enseña que no hay que tener miedo de los cambios negativos en nuestra vida, pues si actuamos con inteligencia podremos solventarlos y, además de salir airosos, adquirir ventajas en algunos aspectos.
  • Pasión: Esta hermosa ave te enseña a hacer las cosas con pasión y con detalle, de forma que aquello que realices lo hagas pleno de energía y con perfeccionismo. Por ello, es el tótem animal de muchos artistas y detallistas.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.