Descubren por qué el perro se convirtió en nuestro mejor amigo

El equipo investigó las interacciones cognitivas sociales de 624 perros domésticos mediante dos tareas.

44

Dos mutaciones en un gen que interviene en la producción de la hormona del estrés pueden haber desempeñado un papel en la domesticación de los perros al permitirles desarrollar habilidades cognitivas sociales para interactuar y comunicarse con los humanos.

La domesticación de los perros ha implicado cambios en diferentes genes, generalmente en el control de las hormonas que influyen en el comportamiento social, pero no se había establecido con precisión qué cambios genéticos podrían haber tenido lugar.

Detalles de la investigación

Los perros fueron separados en dos grupos en función de su raza: el grupo Antiguo formado por razas consideradas genéticamente más cercanas al lobo, como el akita y el husky siberiano y el grupo General que incluía a las otras razas más alejadas del lobo.

Los del grupo Antiguo miraban a los humanos con menos frecuencia durante la tarea de resolución de problemas, lo que sugiere que estaban menos apegados a estos, mientras que no hubo diferencias significativas relacionadas con la raza en la primera tarea, explicó la Universidad.

Los autores buscaron diferencias en los genes asociados a las capacidades cognitivas relacionadas con el ser humano entre los grupos Antiguo y General.

Entre los genes estudiados estaban el de la oxitocina (OT), el receptor de la oxitocina (OTR) o el receptor de la melanocortina 2 (MC2R).

Dos cambios en el gen MC2R se asociaron tanto a la interpretación correcta de los gestos en la primera tarea como a mirar más a las personas en la tarea de resolución de problemas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.