Reino Unido abrió Air-One, el «primer puerto del mundo» para drones y futuros taxis voladores

Air-One, un denominado "vertipuerto" para drones y futuros vehículos eléctricos que despeguen y aterricen verticalmente, fue proclamado como el primero de su clase por sus promotores.

2

Un efímero puerto urbano para drones de reparto -y un día, potencialmente, taxis voladores- fue inaugurado el lunes en el Reino Unido, elevando en los aires una caja de vino espumoso en un breve vuelo de prueba. Air-One, un denominado «vertipuerto» para drones y futuros vehículos eléctricos que despeguen y aterricen verticalmente, fue proclamado como el primero de su clase por sus promotores, que anuncian una nueva era de futurístico transporte aéreo con bajas emisiones de carbono. La instalación, ubicada en una vieja central de fabricación de automóviles en Coventry, en el centro de Inglaterra, servirá durante un mes como escaparate de esta floreciente industria.

El vuelo inaugural levantó simbólicamente una caja de seis botellas de vino espumoso, de unos 12 kg, desde la plataforma de lanzamiento. El dron comercial utilizado -un T150 de Malloy Aeronautics prestado por el ejército británico- es el más grande que jamás haya volado en un entorno urbano de este tipo, según Ricky Sandhu, fundador y presidente ejecutivo de Urban-Air Port, la empresa británica que está detrás del proyecto. «Están ustedes en el primer vertipuerto del mundo plenamente operativo», dijo a los cientos de invitados allí reunidos. «Se trata de un sector incipiente, por supuesto, pero que ahora empieza a tomar verdadera velocidad», añadió. «Todos estamos acostumbrados al cambio (…) pero es el ritmo de cambio lo que siempre subestimamos, y las cosas están cambiando muy rápido», aseguró.

Los comentarios están cerrados.