El misterio de las abejas que producen miel de color violeta

Casi que parece una leyenda urbana, un truco para atraer a aficionados de la miel y de la apicultura de todo el mundo, pero este líquido extremadamente raro es bastante real.

19

Se dice que las Sandhills de Carolina del Norte son el único lugar del mundo donde las abejas producen miel violeta, logrando como resultado un brebaje iridiscente que parece más una sustancia viscosa alienígena que el dulce néctar que conocemos y amamos.

Se dice que la miel violeta es más dulce que la de color ámbar y, al parecer, también tiene sutiles notas frutales.

Unas fotos de tarros de miel violeta se hicieron virales hace poco y provocaron un acalorado debate sobre si este manjar de aspecto inusual era real o no. Pero los habitantes de Carolina del Norte lo tienen bien claro.

El color de la miel, del amarillo claro al ámbar intenso, depende del tipo de flor de la que procede el néctar, pero en el caso de la miel morada, la causa está aún por determinar. Algunos juran que procede de frutas como los arándanos o los arándanos silvestres, aunque los científicos y apicultores les dirán que las abejas no tienen dientes lo bastante fuertes para morder la piel de tales bayas. Otros dicen que las flores de la planta Kudzu producen el inusual color, mientras que unos pocos están convencidos de que se trata de la madera de los árboles del sur. En realidad, nadie lo sabe con certeza.

Según el profesor John Ambrose, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, la miel púrpura podría ser el resultado de una reacción química entre el ácido del estómago de las abejas y el aluminio. Al parecer, las flores de la costa de Carolina del Norte contienen más aluminio que en ningún otro lugar, lo que explicaría por qué esta miel tan poco común sólo se produce en Carolina del Norte.

Muchos de los afortunados que han probado esta miel afirman que realmente sabe púrpura, con un sutil sabor a uvas o bayas.

«Es dulce. La producen las abejas, pero tiene un matiz afrutado», afirma el apicultor Donald Dees. «Va con el carácter inusual de la miel púrpura. Es un sabor afrutado que nadie puede identificar».

La miel violeta es un manjar poco común que suele tener un precio más alto que la miel ámbar, pero con toda la atención que ha estado recibiendo en Internet últimamente, la demanda ha aumentado aún más, y los apicultores de Carolina del Norte han informando que reciben pedidos procedentes de todo el mundo.

«Tengo muchos pedidos en lista de espera. No pude seguir el ritmo de los pedidos durante unos tres o cuatro días. Tuve que cerrar el sitio web para ponerme al día con los pedidos y asegurarme de no vender más de lo que tenía», explica Dees.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.