¿Qué es el vino orgánico y como se diferencia del convencional?

Single photo enhanced with easyHDR BASIC 2.13.3.
5

Aunque el vino proviene de materia prima natural, no todos los vinos se consideran orgánicos. Este es un segmento en crecimiento que ha llegado para satisfacer las demandas de los consumidores preocupados por la calidad, por el medio ambiente y por el origen de lo que beben.

Así como la comida orgánica ha ganado popularidad en los últimos años, la industria del vino tradicional ha tenido que abrir su corazón a la pregunta qué es el vino orgánico, y muchas viñas en el mundo han ampliado su  portfolio para no decepcionar a los consumidores.

QUÉ ES EL VINO ORGÁNICO?

Llamamos vino orgánico al producto hecho a base de uvas cultivadas orgánicamente y certificadas como tal, esto quiere decir que no han sido utilizados productos químicos de síntesis en el proceso de cultivo y vinificación, además de tener un manejo eco amigable del agua y los recursos naturales.

Por ejemplo, en cuanto al manejo de plagas, está prohibido el uso de pesticidas, pero se permite el uso de trampas mecánicas, eléctricas y adhesivas, feromonas, barreras físicas y repelentes basados en el uso de luz y sonido, sustancias de base natural como cebos de vitaminas, tierra de diatomeas.

¿CÓMO SE PRODUCE EL VINO ORGÁNICO?

Según la certificadora de vino Ecocert para que un vino pueda ser etiquetado como orgánico debe cumplir ciertas condiciones:

  • Materia prima certificada orgánicamente
  • Su fermentación y elaboración deben ser libres de agentes modificados genéticamente (GMO)
  • Las instalaciones de producción deben ser auditadas y consideradas aptas para el manejo de materias primas orgánicas, eso significa que deben estar libres de agentes contaminantes
  • Se permite agregar levadura seleccionada de ser necesario, pero esta también debe ser certificada orgánica
  • Todos los insumos que entran en contacto con el vino (por ejemplo, el corcho y la botella) deben estar libres de agentes contaminantes, y siempre que sea posible, producidos con materias naturales.

¿QUÉ SIGNIFICA TODO ESO?

Significa que cuando abrimos un vino orgánico, disfrutamos un vino de menor intervención química, tanto en su cultivo como en su vinificación. Quiere decir que abrimos un vino que respeta el medio ambiente en su totalidad: fauna, flora, microorganismos, recurso hídrico; y que pone atención a los cambios de la naturaleza y sus ciclos. El vino orgánico es la expresión más honesta de un terroir ya que expresa sus características y cuidados específicos, con cero intervenciones químicas.

 

Fuente: Cono sur

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.