Estos son los vinos con los que puedes maridar el atún

El atún es uno de los pescados más versátiles para maridar con vinos al ser un buen aliado de todos las uvas suaves, dulces, ligeramente ácidas y las aceitunas. Veamos cómo elegir los mejores para maridar este plato que puede servirse de distintas maneras ¡hasta crudo!

18

El atún es un excelente plato, cocinado de diversas maneras, para maridar con vino. Se trata de un pescado rico en umami, es decir sabroso de forma prolongada. Sobre todo cuando se lo cura o se lo cocina.

Es un gran aliado de vinos afrutados, suaves y con graduación alcohólica importante. Va tanto con vinos tintos como con vinos blancos, una cualidad que no poseen todos los pescados.

Los vinos más aconsejados si vas a consumir atún

Entre los vinos más recomendados por los sommeliers expertos para acompañar atún rojo a la plancha o atún curado con arroz, papas u otra guarnición se encuentran los pinot noir.

Se trata de un vino afrutado, untuoso, tanino y sino, los chardonnays son otra buena opción. Estos tienen una buena cuota de fruta madura, pasando por la barricada que les da ese sabor amaderado único que otorga el período posterior a la cosecha y tratamiento de la uva en sí.

¿Todos los vinos tintos maridan con atún?

Los especialistas están de acuerdo en que los taninos presentes en los vinos blancos y en mayor proporción en los vinos tintos no son los mejores amigos del yodo que contiene el pescado, los mariscos y las algas.

El motivo es que los vinos se metalizan y van perdiendo esa frutosidad tan característica y deseable en manos de un gusto ferroso, sobre todo como sabor final en el paladar. Es por eso que platos protagónicos como joyas del mar como puede ser el jurel, las langostas, el bacalao, los camarones y el erizo de mar – con grandes cantidades de yodo presentes – no maridan bien con vinos tintos.

En cambio, el vino tinto sí es una buena opción para pescados más suaves con una proporción de yodo distinta, como el atún. Esta carne realiza una compleja interacción con el hierro si se la une a un vino tinto, pero el resultado no es malo.

¿Por qué? Porque el tratamiento que se le hace en donde se vinifican los hollejos y las pepitas provenientes de suelos con hierro, trabaja junto a la grasa poliinsaturada del atún.

Saludable, junto al omega 3, esta combinación resulta entonces, mucho más que armónica. Sin embargo, hay que tener en cuenta que desde el punto de vista químico los vinos con nivel de hierro superior a los 5 miligramos por litro (una carga que se encuentra de forma frecuente en cualquier vino tinto) provocan un aroma desagradable junto al pescado. Siempre que no se pase de esos niveles, si será apto.

En conclusión, el secreto es optar por la suavidad. Escapar de los tintos con altos niveles de hierro y disfrutar del atún junto con un tinto cuando sea posible, con un malbec suave afrutado, por ejemplo o algunos de los tipos de vino mencionados.

Evitar tintos tánicos y concentrados, al igual que blancos y rosados fuertes o que provengan de suelos ferruginosos.

En resumen, la clave para maridar bien vino y atún es el nivel de hierro que contiene la botella, que no combina con el yodo del pescado, los mariscos o las algas.

Fuente: mdz

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.