Trastorno de afasia

El 28 de junio se conmemora el Día Mundial de la Afasia, con el objetivo de concientizar a la sociedad acerca de esta afección que genera variadas complicaciones.

37

La afasia es un trastorno adquirido de la comunicación y el lenguaje que se produce por una lesión cerebral y afecta la capacidad de las personas para comunicarse y expresarse por distintas vías, lo cual puede aparejar problemas psicológicos y de relación.

La afasia es causada por daños en partes del cerebro responsables de comprender y producir el lenguaje. Estas lesiones son producidas generalmente por accidentes cerebrovasculares, traumatismos craneales, tumores cerebrales, así como por afecciones neurológicas progresivas como la demencia o el Alzheimer. Puede afectar a personas de todas las edades, pero es más común en personas mayores de 65 años.

Tipos de afasia

Las afasias a menudo se clasifican como motoras, sensitivas o mixtas, dependiendo de si existen dificultades para comprender o expresar el lenguaje o ambas cosas. La mayoría de las personas con afasia tienen algunos problemas para hablar y tendrán una combinación de problemas para escribir, leer y tal vez escuchar.

Cuáles son los síntomas

Los síntomas pueden variar ampliamente, desde mezclar algunas palabras desordenadamente hasta tener dificultades con todas las formas de comunicación. Algunas personas no se dan cuenta de que al hablar no tiene sentido lo que dicen y se frustran cuando otros no las entienden.

La afasia generalmente se diagnostica después de las pruebas realizadas por un médico y la evaluación de un profesional fonoaudiólogo.

El objetivo de estas pruebas es comprobar la capacidad de una persona para comprender el habla y la gramática básicas; expresar palabras, frases y oraciones; comunicarse socialmente; leer y escribir letras, palabras y oraciones.

Cómo tratar la afasia

Lo primero que debemos hacer es acudir al fonoaudiólogo.

La terapia del habla y el lenguaje es el principal tipo de tratamiento para las personas con afasia.

El objetivo es ayudar a restaurar parte de su capacidad para comunicarse, así como ayudarlo a desarrollar formas alternativas de comunicarse, si es necesario. El éxito del tratamiento varía de una persona a otra. La mayoría de las personas con afasia se recuperan en cierto grado y algunas se recuperan por completo.

Los desafíos de vivir con afasia pueden afectar cómo se siente una persona e interactúa con los demás. En algunos casos, puede provocar aislamiento, ansiedad o depresión.

Si tengo afasia:

  • Hablame simple y dame tiempo para entender tus preguntas.
  • Mantené tu voz en un nivel normal, no tengo sordera, si me gritas me pongo nervioso.
  • Si lo que te digo no se entiende, ayudame simplificando la pregunta, es probable que necesite métodos alternativos de comunicación.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.